La historia

Torre Sur, Tirinto



Fortificaciones de Rodas

Las fortificaciones de la ciudad de Rodas tienen forma de media luna defensiva alrededor de la ciudad medieval y consisten principalmente en una fortificación moderna compuesta por una enorme muralla hecha de un terraplén revestido de piedra, equipado con escarpa, baluartes, foso, contraescarpa y glacis. En cambio, la parte de las fortificaciones que da al puerto está compuesta por un muro almenado. Sobre los topos se encuentran torres y fortalezas defensivas.

Fueron construidos por los Caballeros Hospitalarios de San Juan mejorando las murallas bizantinas existentes a partir de 1309, año en que tomaron posesión de la isla después de tres años de lucha. [1] [2]

Como la mayoría de los muros defensivos, fueron construidos con una técnica [3] denominada mampostería de escombros que permite una gran masa capaz de resistir los disparos con caras exteriores de piedra lisas para evitar trepar.

La defensa de diferentes porciones de fortificaciones se asignó a diferentes Langue (lenguas) de Caballeros. La cara norte estaba bajo el gobierno del Gran Maestre, luego moviéndose hacia el oeste y el sur, los puestos estaban ocupados por la Langue de Francia y Alvernia, la Langue de España (español y portugués), la Langue de Alemania (inglés y alemán), y la Langue de Italia. Bastiones y terrepleins todavía tiene el nombre de la lengua involucrada (por ejemplo, Bastión de Italia, terreplein de España).


Tirinto / (Monumento del Patrimonio Mundial de la UNESCO)

La colina baja de Tirynth, en el kilómetro 8 de la carretera Argos-Nafplio, estuvo habitada continuamente desde el Neolítico hasta la Antigüedad Tardía. En tiempos prehistóricos, el área floreció principalmente durante la Edad del Bronce temprana y tardía. En la segunda fase de la era EH (2700-2200 aC) un centro importante con una población densa y un edificio circular de construcción única, de 27 metros de diámetro, debe haber estado aquí en la cima de la colina.

Durante la Edad del Bronce Final, Tirinto fortificó la colina gradualmente y rodea dentro de las murallas "ciclópeas". del complejo del palacio y otros edificios utilizados principalmente por la clase dominante como lugares de culto, almacenes y talleres, así como residencias. En tiempos históricos, Tirinto, aunque debería haber tenido la forma de una comunidad política organizada, no podía competir con Argos, que lo destruyó, en la primera mitad del siglo V, exiliando a sus habitantes.

Pausanias, que visitó Tirinto en el siglo II d.C., lo encontró desierto. Durante la era bizantina en la Alta Acrópolis se fundó un templo funerario y posiblemente un pequeño asentamiento de clase en el oeste de la Acrópolis. El final del pequeño asentamiento más largo debe estar relacionado con la conquista de Argos a los turcos en 1379 d. C. En fuentes venecianas, Tirynth fue referido como Napoli vecchio, mientras que el nombre Tirynth se le dio nuevamente en la era moderna reemplazando el nombre habitual "Paleocastro. (antiguo castillo)".

Las investigaciones del Instituto Arqueológico Alemán y del Servicio Arqueológico Griego de Desde 1876 hasta la actualidad, han desenterrado las principales ciudadelas micénicas, rastreando las etapas de la cultura de los períodos prehistóricos e históricos de la prefectura de Argolida. Después de los pioneros Heinrich Schliemann y Wilhelm Dorpfeld (1884-1885), la zona fue investigada en la primera mitad del siglo XX, por Georg Karo y Kurt Müller.

A finales de la década de 1950, el Curador de Antigüedades de Argólidos, Verdelis Nikolaos, emprendió el proyecto de restauración en el lado oeste de las fortificaciones que se habían derrumbado y cubierto por los escombros de antiguas excavaciones. Después de 1967, las excavaciones se confirieron nuevamente en el Instituto Arqueológico Alemán, bajo la supervisión de Ulf Jantzen, Jörg Schofer, Klaus Kilian y Joseph Maran investigación continua, incluida la Ciudadela Inferior y la Ciudad Inferior. Al mismo tiempo, la Unidad de Conservación de la Antigüedad local lleva a cabo excavaciones en los sitios y regiones arqueológicos visitados.

El descubrimiento de las excavaciones de un monumento protegido durante siglos bajo el suelo y la exposición prolongada sin cuidados de mantenimiento a las condiciones climáticas y las acciones de los visitantes causaron importantes daños al sitio arqueológico. A través de las acciones de la Unidad de Conservación de Objetos de la Antigüedad Prehistórica y Clásica D, el servicio competente del Ministerio de Cultura y el apoyo directo de la Región del Peloponeso, el monumento se incluyó en proyectos financiados por el Segundo y Tercer Marco de Apoyo Comunitario.

Se financió la participación del Instituto Arqueológico Alemán que financió los estudios de la última década del arquitecto alemán Jan Martin Klessing implementados en Tirynth.

Durante este tiempo, un gran número de colaboradores (arqueólogos, diseñadores, trabajadores calificados y no calificados) participaron en el programa de mejora de uno de los sitios arqueológicos más importantes de la Argolida que está incluido en la lista de monumentos del patrimonio mundial de la Unesco.

Además de la responsabilidad de la Dirección de Restauración de Monumentos Antiguos, el Ministerio de Cultura implementó trabajos de modelado para el sitio arqueológico, abierto a la visita, que ahora incluye rutas organizadas, edificaciones de conveniencia, nueva entrada y estacionamiento.

Los monumentos de la zona

Bastión occidental

El Bastión Occidental es un logro excepcional de la arquitectura micénica. con un claro carácter defensivo. La escalera occidental está protegida por un baluarte creando una prolongación en hoz del muro de la tercera fase. Esta sección de la pared es la única con contorno curvo. El ancho máximo es de 7 m la sección curva del muro comienza en el sur a la altura del gran patio y termina en la torre norte que ya existía en la segunda fase del muro.

Fortificación de Tirynth

Los muros delimitando la ciudadela de Tirynth se construyeron en tres fases principales de construcción y se fortificaron gradualmente toda la colina desde el sur más alto hasta el más bajo del norte. La piedra caliza roja y gris que se encuentra en abundancia tanto en la misma colina como en la colina del Profeta Elías al este de la ciudadela se utilizó como material de construcción.

El tamaño de los cantos rodados que se utilizaron principalmente para las paredes de la tercera fase causó asombro y admiración a la antigüedad, que se refleja directamente en el mito de los cíclopes. Los cantos rodados pesan varias toneladas, lo que justifica la opinión de Pausanias (II, 25, 7-9) de que ninguno de los dos pares de mulas pudo mover al más pequeño de ellos.

Baja Acrópolis

En el norte y la elevación más baja de la colina de Tirynth, la Acrópolis Inferior fue fortificada por primera vez a principios del siglo XIII a.C. (HR IIIV1). La fortificación fue reemplazada en la tercera fase de construcción del muro en el siglo XIII (tardío heládico IIIB2) por un fuerte espesor de muro hasta 7 m por debajo de los contornos naturales de la colina y extendiéndose hacia el sur hasta la intersección con la fortificación del Medio. y Alta Acrópolis.

La Acrópolis Inferior se conecta a través de la extensión norte de la pista (50) con la Ciudadela Superior, pero también tiene dos accesos propios. Una pequeña entrada en la curva del lado occidental del muro entre la ciudadela media y baja que estaba cerrada con una puerta como se evidenciaban los rastros de las bisagras en el umbral del monolito, y una abertura en la parte superior del muro norte sin seguimiento para una puerta. . Esta abertura está protegida por una caseta de vigilancia en el lado este del muro que era mucho más alta que el nivel externo y el acceso a la misma debió haber sido posible con una báscula de madera portátil. Por el contrario, la entrada por el lado oeste conduce a una escalera de piedra abierta.

En la segunda mitad del siglo XIII a.C. (Heládico Tardío IIIB2) tras la finalización de las fortificaciones, crece una enorme actividad de construcción, destruyendo la interferencia de los restos de períodos micénicos anteriores y Heládico Medio. La acrópolis inferior se forma en terrazas y se construye con un solo plan. Los edificios alineados a lo largo de las paredes están separados de los pasillos abiertos que corren de norte a sur. Una carretera principal conduce desde la puerta norte hasta el sur de la Acrópolis Inferior y está asociada con la pista (50) que conduce a la Ciudadela Superior.

En total, se investigaron diez complejos de edificios (edificios I-X), que sirvieron como viviendas y también como instalaciones de laboratorio para el procesamiento de metales y materiales preciosos. Se observa un uso similar para las habitaciones dentro de la pared.

Iglesia geométrica

Al este de la puerta que conecta el patio 30 con el patio del edificio 29 del ala este del palacio, se investigó un foso - depositante en 1926, el llamado pozo negro, que contenía principalmente cerámica y algunos objetos metálicos. Los hallazgos más antiguos datan del período Geométrico Tardío y los más recientes alrededor del 650 aC, a pesar de que la mayoría de las ofrendas pertenecen cronológicamente al final del período geométrico y subgeométrico. La calidad de los hallazgos incluye los escudos y máscaras de arcilla que se exhiben en el Museo de Nafplio, y su preservación, donde la mayoría de los hallazgos son triturados antes de ser eliminados y tienen rastros de combustión secundaria, argumentando a favor de su condición de tributos. Es muy probable que algunos de ellos fueran colgados en un espacio sagrado mientras que otros sirvieron para rituales probablemente en un espacio de altar. El hallazgo del pozo negro se asoció por estos motivos con la remodelación del altar del patio superior y con el edificio alargado que cubre la parte oriental del gran palacio de la época micénica.

Entonces, se consideró que este edificio era un templo de la época geométrica, establecido en el Palacio Micénico donde se rendía culto a la diosa Hera. Desafortunadamente, la revelación completa de este edificio desde el período Schliemann ha privado a la investigación de valiosas pruebas arqueológicas que podrían dar una respuesta definitiva a la cuestión aún abierta sobre el uso y la datación del edificio.

Se puede encontrar más información sobre el sitio arqueológico de Tirinto en el sitio web del Ministerio de Cultura y Turismo ODYSSEUS

La ubicación exacta del Área Arqueológica también se puede rastrear en el Mapa de Sección


Castillo de Larissa & # 8211 Argos

Horario de apertura: lunes a domingo 24 horas.

La historia de las fortificaciones en la colina de Larissa comienza en tiempos prehistóricos y alcanza la revolución griega de 1821. Parte de la larga historia de la ciudad de Argos desde tiempos prehistóricos, fue, desde el primero, un puesto de observación fortificado y la última línea de defensa de la ciudad. El castillo fue mencionado por primera vez debido a que fue tomado por Leontas Sgouros en 1203. Después de su muerte, fue dirigido por Theodoros Angelos, hasta 1212, y luego pasó a manos de los duques de Atenas, la familia de la Roche, y en 1309 a la casa de Brienne. En 1388, Maria d & # 8217Enghien vendió Argos y el castillo a los venecianos, pero antes de que pudieran tomar posesión, Nero Acciajuoli y el déspota Theodoros I tomaron el castillo. Finalmente se lo rindieron a los venecianos en 1394. En 1397, tras una breve ocupación por los otomanos, Larissa fue destruida y abandonada. Los venecianos regresaron al castillo, pero finalmente quedó bajo el dominio otomano desde 1463 hasta 1686, cuando fue recuperado por los venecianos bajo el mando de Morosini. Alrededor de 1700, una explosión destruyó la torre cilíndrica central del castillo, que se usaba como almacén de pólvora, y en su lugar se construyó el bastión que ha sobrevivido hasta el presente. Fue conquistada nuevamente por los otomanos en 1715. Las aventuras del monumento continuarían durante la época de la revolución griega, y allí se libraron batallas. A principios del siglo XX, Wilhelm Vollgraff inició sus excavaciones, que se centraron principalmente en descubrir el interior.

Las huellas de las fortificaciones micénicas (siglo XIII a. C.) han sobrevivido en el castillo y la ciudadela # 8217, y algunos de los elementos arquitectónicos monolíticos y voluminosos se reutilizaron en las defensas medievales posteriores.

Aunque el sitio estuvo en uso continuo desde tiempos prehistóricos hasta la Segunda Guerra Mundial, tomó la forma que vemos hoy en la Edad Media. Las antiguas murallas, cuyas secciones aún se pueden ver incorporadas a la mampostería posterior, fueron la principal guía utilizada en el trazado de las fortificaciones medievales. El fuerte está formado por la ciudadela en la parte superior y un muro cortina. Los muros están reforzados por torres, que, por regla general, son triangulares o cuadriláteros. Posteriormente, a partir del siglo XV, con la llegada de los cañones, el castillo fue sometido a importantes obras de construcción y fue reforzado con torres cilíndricas.

Lo más probable es que el cuartel general y las instalaciones militares estuvieran dentro de la ciudadela. Allí se ha encontrado una iglesia del primer milenio. En 1174 se construyó en el mismo sitio una iglesia más pequeña, dedicada a la Virgen. El área dentro de la cortina se convirtió lentamente en residencial, pero esto aún no se ha explorado. Había grandes cisternas tanto en el castillo como en los recintos del # 8217. Mantuvo esta forma hasta finales del siglo XIV, con algunos refuerzos y modificaciones bizantinos y francos, y convirtió a Larissa en uno de los cuatro castillos más poderosos del Peloponeso, según la Crónica de Morea.

Durante el siglo XV, hubo una gran reforzamiento de las fortificaciones como resultado del constante cambio de manos del castillo entre los venecianos y los otomanos, así como los desarrollos en la arquitectura defensiva provocados por la llegada de los cañones. Entre estas intervenciones se encontraba la construcción del tabique que cortaba el tramo sur del recinto exterior. Las defensas externas se reforzaron con grandes torres cilíndricas que tenían bucles de armas. La muralla de la ciudadela se hizo más alta y reforzada con torres triangulares y cuadriláteras y una ovalada. Al mismo tiempo, se bloqueó la puerta bizantina y se construyó otra un poco más hacia el oeste. En algún momento después de mediados del siglo XV, la torre central cilíndrica ahora en ruinas se construyó en la esquina suroeste de la ciudadela.

Durante el siglo XVI, se abandonó la sección del recinto exterior al sur del tabique, mientras que se añadió otro tabique al sur de la puerta de la ciudadela, creando un patio interior. En el borde este de la partición, se construyó un pasillo con puertas dobles.


Vistas desde la Ciudadela Superior de Tirinto: (arriba) hacia el Golfo de Argos que está a solo una milla de distancia (abajo) hacia Nauplia

Dejamos a Nauplia atrás y viajamos hacia Argos. Nuestros guías nos sacaron del camino directo a una fortaleza abandonada en una eminencia rocosa de la llanura. La pared tiene grandes piedras hacia la parte inferior, la superestructura principalmente moderna y simple mosaico. Esta fue una vez Tirinto, la ciudadela de Proetus, cuyas ruinas se conservan a la derecha de la carretera de Argos a Epidauria. Se dice que los cíclopes erigieron el muro, que solo permaneció en el siglo II. Consistía en piedras toscas, la más pequeña de las cuales no pudo haber sido movida al principio por un yugo de mulas con piedras menores colocadas para llenar los espacios vacíos. (..) Continuamos nuestro camino por una llanura llana, de fina tierra impalpable, y por algodoneros, jardines y rastrojos de trigo.
Richard Chandler - Un relato de una gira realizada a expensas de la Sociedad de dilettanti - 1775
(1804/1805) La ciudad, por supuesto, rodeaba la fortaleza, porque el área no es suficiente para contener las casas de los habitantes, por insignificante que haya sido la colonia. Probablemente el mar estaba mucho más cerca en tiempos muy tempranos que en la actualidad, estando a casi 15 minutos de distancia.
William Gell - Un itinerario de Grecia con un comentario sobre Pausanias y Estrabón - 1810
La civilización que se desarrolló en Argólida en el período 1600-1100 aC se llama micénica, porque en 1876 en Micenas el arqueólogo alemán Heinrich Schliemann encontró varios artefactos que demostraron el nivel de refinamiento alcanzado durante ese período. Los gobernantes de Argólida mantenían relaciones con Creta y con las ciudades de la costa suroeste de Turquía, según la interpretación dada por muchos eruditos a algunas inscripciones que los reyes hititas consideraban contrapartes importantes.
Tirinto fue probablemente el puerto principal de Argólida. Se han identificado restos menores de un puerto antiguo en las proximidades de la ciudad fortificada.


Tirinto

Artículo y bibliografía ampliados y actualizados para incorporar estudios recientes.

La acrópolis fuertemente fortificada de Tirinto micénico se encuentra a unos 1,5 kilómetros de la actual costa de la bahía de Nauplion (pero sólo a unos quinientos metros en la Edad del Bronce Antiguo y un kilómetro en la Edad del Bronce Final), donde se asienta sobre un estrecho, afloramiento rocoso que alcanza una altura de hasta veintiocho metros sobre el nivel del mar (Fig. 1). La colina se inclina de sur a norte, una característica topográfica utilizada durante el período micénico para crear una división en una ciudadela superior, una ciudadela media y una ciudadela inferior al demarcar los límites de las diferentes partes de la colina con fuertes muros de soporte. La acrópolis estaba rodeada por un extenso asentamiento, la ciudad baja, cuyo tamaño durante las diferentes fases de ocupación es aún difícil de determinar.

Figura 1. Plano de Tirinto palaciego tardío (ca. 1250-1200 a. C.) con distribución estimada de depósitos de arroyos (sombreados) al norte de la Acrópolis.

Debido a su impresionante apariencia, la identificación del sitio como el antiguo Tirinto nunca fue cuestionada, razón por la cual el sitio atrajo la atención de viajeros y arqueólogos desde muy temprano. Los restos del último palacio micénico en la ciudadela superior fueron descubiertos en gran parte en 1884 y 1885 por Heinrich Schliemann y Wilhelm Dörpfeld. Su trabajo continuó entre 1905 y 1929 bajo la dirección de Dörpfeld y más tarde Georg Karo y Kurt Müller, quienes extendieron el foco de las excavaciones al área de la ciudad baja. A fines de la década de 1950, los trabajos de restauración bajo la dirección de Nikolaos Verdelis revelaron las cisternas subterráneas en la ciudadela inferior y, por lo tanto, iniciaron la reanudación del trabajo de campo por parte del Instituto Arqueológico Alemán. Estas excavaciones extendieron el foco a áreas de la ciudadela baja y la ciudad baja que habían estado descuidadas hasta entonces. Las excavaciones a gran escala entre 1976 y 1983, dirigidas por Klaus Kilian en la Ciudadela Inferior, contribuyeron a aclarar el uso y la estructura a largo plazo de esta parte del sitio. Desde 1997, las excavaciones en curso del Instituto Arqueológico Alemán bajo la dirección de Joseph Maran y en estrecha colaboración con Alkestis Papadimitriou del Servicio Arqueológico Griego se han centrado en diferentes áreas de la ciudadela, así como en la ciudad baja.

Habitada de forma intermitente desde el Neolítico Medio, Tirinto se convirtió a mediados del tercer milenio a. C. en un asentamiento extenso e importante del Heládico II Temprano, con conexiones que se extendían a las Cícladas y al Cercano Oriente. La estructura más importante del último Heládico II temprano en Tirinto es el edificio circular monumental y de al menos dos pisos (Rundbau) en la ciudadela superior (Fig.2), que tenía un diámetro aproximado de veintiocho metros, una fachada que presentaba salientes a modo de baluarte y un techo cubierto con tejas de terracota y esquisto. La función de este edificio, único en el Egeo, sigue siendo discutida, pero es probable que haya servido como una imponente torre fuerte y un lugar de encuentro para las élites locales. Después de una destrucción aparentemente universal por el fuego al final del Heládico Temprano II, el asentamiento fue reconstruido en el Heládico Temprano III y se mantuvo de un tamaño sustancial, pero sin signos de arquitectura monumental y en su mayoría consistió en casas con una planta absidal. En ese momento, la ruina del edificio circular parece haberse transformado en un montículo poco profundo con propósitos rituales (Túmulo de Rundbau).

Figura 2. Planta reconstruida y sección transversal del Rundbau heládico temprano en la ciudadela superior de Tirinto.

Poco se sabe sobre el Tirinto del Heládico Medio y, a diferencia de Micenas y otros sitios de la Argólida, no se han identificado tumbas ricamente amuebladas de fecha micénica temprana. Se han encontrado restos fragmentarios de un micénico temprano (heládico tardío II), predecesor no megaróide del palacio posterior, con fragmentos asociados de pinturas murales, en el área del "gran megaron" y el "pequeño megaron" posteriores. El establecimiento de un palacio centrado en dos edificios principales de diferente tamaño, un 'gran megaron' y un 'pequeño megaron', con patios asociados, parece ser una nueva salida radical del siglo XIV a. C., y esta disposición se repitió en el final palaciego. plano ahora visible, datable a la segunda mitad del siglo XIII (Fig. 1). La "megara" de los palacios consecutivos de los siglos XIV y XIII a. C. se fundaron en el lugar del Heládico Temprano. Túmulo de Rundbau probablemente para vincular los nuevos edificios a una antigua tradición local. El plano del palacio del siglo XIII está bien conservado, y en su forma final el acceso fue extremadamente impresionante, conduciendo a través de una serie de propyla y patios para enfrentar el gran megaron, este último se subdividió en un pórtico, un vestíbulo y un patio principal. habitación que tenía un hogar ceremonial central rodeado de columnas y un lugar para un trono en el lado interior del muro este. Debido a las primeras excavaciones del palacio, no se sabe nada sobre los hallazgos móviles, pero los pisos y las paredes de la megara estaban ricamente adornados con frescos. Una de las pinturas murales que representa a mujeres casi de tamaño natural en procesión parece haberse movido en dirección al Salón del Trono. El pórtico del gran megaron se abría a un gran patio con una columnata y un altar hipoetral redondo colocado a lo largo de la extensión del eje central del 'gran megaron'.La fortificación' ciclópea 'más antigua, en la ciudadela superior, data del siglo XIV. siglo y es probable que sea contemporáneo de la muralla más antigua de Micenas. La fortificación ciclópea se fue ampliando progresivamente hasta abarcar todo el cerro, que durante el período palaciego (C. 1400-1200 a. C.) estaba rodeado por una ciudad más baja de tamaño aún desconocido. La colina Prophitis Ilias al este servía para propósitos funerarios, como lo demuestran dos tumbas tholos y muchas tumbas de cámara. Una creciente preocupación por la defensa a mediados del siglo XIII a. C. puede detectarse en la construcción de una estrecha puerta posterior que conecta la ciudadela inferior norte con la ciudad baja, dos escaleras subterráneas con bóvedas de piedra que conducen desde la ciudadela inferior a fuentes naturales de agua en la ciudad baja y las galerías abovedadas (probablemente con fines de almacenamiento) en el lado sur y este de la ciudadela superior. La medida constructiva más espectacular de finales del siglo XIII fue la redirección de un arroyo que había pasado por la ciudad baja del norte y provocó varias inundaciones. La corriente se redirigió construyendo una presa a unos cinco kilómetros al este de Tirinto y desviando la corriente a través de un nuevo lecho. En general, a pesar de su impresionante palacio y fortificaciones, Tirinto no debe interpretarse como independiente, sino más bien como un segundo centro palaciego dentro del reino gobernado por Micenas, bien puede haber funcionado como el puerto principal de Micenas, y ha producido cretenses, chipriotas, levantinos, y probablemente material italiano.

Alrededor del 1200 a. C., el palacio y la ciudadela fueron totalmente destruidos; la destrucción se ha atribuido a un terremoto, pero no se puede descartar la acción humana, como la guerra. En el período pospalacial subsiguiente (C. 1200-1050 a. C.), Tirinto ascendió a la posición de asentamiento preeminente de la Argólida, que sobre todo se refleja en actividades de construcción a gran escala que son muy inusuales para un período inmediatamente posterior a la desaparición de un palacio. En la ciudadela superior, se construyó una estrecha estructura de megaron, el "edificio T", sobre la mitad oriental del gran megaron del palacio anterior, probablemente para simbolizar la pretendida continuidad en el ejercicio del poder (Figs. 3-4).


Contenido

Algunas construcciones de muros de piedra seca en el noroeste de Europa se remontan al Neolítico. El Guild of Cornish Hedgers cree que algunos setos de Cornualles datan de 5000 aC, [3] aunque parece haber poca evidencia de datación. En el condado de Mayo, Irlanda, todo un sistema de campo hecho de muros de piedra seca, desde entonces cubierto de turba, ha sido datado por carbono en el 3800 a. C. Las murallas ciclópeas de la acrópolis de Micenas, Grecia, datan del 1350 a. C. y las de Tirinto un poco antes. En Belice, las ruinas mayas de Lubaantun ilustran el uso de la construcción de piedra seca en la arquitectura de los siglos VIII y IX d.C.

Great Zimbabwe en Zimbabwe, África, es un complejo de "acrópolis" de una gran ciudad, construido entre los siglos XI y XV d.C.

La terminología varía según la región. Cuando se utilizan como límites de campo, las estructuras de piedra seca a menudo se conocen como diques, particularmente en Escocia, donde los constructores profesionales de muros de piedra seca se conocen como "diques". Los muros de piedra seca son característicos de las tierras altas de Gran Bretaña e Irlanda, donde los afloramientos rocosos de forma natural o las piedras grandes existen en cantidad en el suelo. Son especialmente abundantes en el oeste de Irlanda, particularmente en Connemara. También se pueden encontrar en todo el Mediterráneo, incluidos los muros de contención utilizados para las terrazas. Tales construcciones son comunes donde abundan las piedras grandes (por ejemplo, en The Burren) o las condiciones son demasiado duras para que los setos capaces de retener ganado se cultiven como límites de campo confiables. Existen muchos miles de kilómetros de tales muros, la mayoría de ellos con siglos de antigüedad.

En los Estados Unidos son comunes en áreas con suelos rocosos, como Nueva Inglaterra, Nueva York, Nueva Jersey y Pensilvania, y son una característica notable de la región de bluegrass del centro de Kentucky, así como de Virginia, donde generalmente se les llama como vallas de roca o vallas de piedray el Valle de Napa en el centro norte de California. La técnica de construcción fue traída a Estados Unidos principalmente por inmigrantes ingleses y escoceses-irlandeses. La técnica también se llevó a Australia (principalmente al oeste de Victoria y algunas partes de Tasmania y Nueva Gales del Sur) y Nueva Zelanda (especialmente a Otago).

Muros similares también se encuentran en la región fronteriza suizo-italiana, donde a menudo se usan para encerrar el espacio abierto debajo de grandes rocas naturales o afloramientos.

Los campos y pastos ricos en rocas de mayor altura en la cordillera fronteriza sudoeste de Bohemia de Šumava (por ejemplo, alrededor del río de montaña de Vydra) a menudo están revestidos por muros de piedra seca construidos con piedras de campo extraídas de la tierra cultivable o cultural. Sirven tanto como cercas para ganado / ovejas como en los límites del lote. A veces también es evidente la grada de piedra seca, a menudo combinada con partes de mampostería de piedra (cimientos de las casas y paredes del cobertizo) que se mantienen unidas por un mortero "compuesto" de arcilla y agujas de pino. [ se necesita más explicación ] [ aclaración necesaria ]

La tradición de los muros de piedra seca de Croacia se agregó a la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la UNESCO en noviembre de 2018, junto con las de Chipre, Francia, Grecia, Italia, Eslovenia, España y Suiza. [2] En Croacia, los muros de piedra seca (suhozidi) fueron construidos por una variedad de razones: para limpiar la tierra de piedra para cultivos para delimitar la propiedad de la tierra o para protegerse contra el viento bora. Algunas paredes se remontan a la época de Liburnia. Ejemplos notables incluyen la isla de Baljenac, que tiene 23 kilómetros (14 millas) de muros de piedra seca a pesar de tener solo 0,14 kilómetros cuadrados (0,054 millas cuadradas) de superficie, y los viñedos de Primošten. [4]

En el Perú del siglo XV d.C., los incas hicieron uso de pendientes inutilizables al construir muros de piedra seca para crear terrazas. También emplearon este modo de construcción para paredes independientes. Su construcción tipo sillar en Machu Picchu utiliza el estilo arquitectónico clásico Inca de muros de piedra seca pulida de forma regular. Los incas eran maestros de esta técnica, en la que se cortan bloques de piedra para que encajen firmemente sin mortero. Muchas uniones son tan perfectas que ni siquiera cabe un cuchillo entre las piedras. Las estructuras han persistido en la región de alto terremoto debido a la flexibilidad de los muros y porque en su arquitectura de doble muro, las dos porciones de los muros se inclinan entre sí.

El estilo y el método de construcción de un muro variarán, según el tipo de piedra disponible, su uso previsto y la tradición local. La mayoría de los muros más antiguos están construidos con piedras y cantos rodados que se retiraron de los campos durante la preparación para la agricultura [5] (piedras de campo) pero muchos también de piedra extraída en las cercanías. Para las paredes modernas, casi siempre se usa piedra de cantera. El tipo de muro construido dependerá de la naturaleza de las piedras disponibles.

Un tipo de muro se llama muro "doble" y se construye colocando dos hileras de piedras a lo largo del límite que se va a tapar. Lo ideal es que las piedras de cimentación se incrusten en el suelo para que descansen firmemente sobre el subsuelo. Las filas están compuestas por grandes piedras planas, que disminuyen de tamaño a medida que se eleva la pared. Las piedras más pequeñas se pueden usar como calzos en áreas donde la forma de la piedra natural es más redondeada. Las paredes se construyen a la altura deseada capa por capa (curso por curso) y, a intervalos, grandes piedras de amarre o a través de piedras se colocan que abarcan ambas caras de la pared y, a veces, se proyectan. Estos tienen el efecto de unir lo que de otro modo serían dos paredes delgadas apoyadas una contra la otra, aumentando en gran medida la resistencia de la pared. La disminución del ancho del muro a medida que aumenta, como se hace tradicionalmente en Gran Bretaña, también fortalece el muro considerablemente. Los huecos entre las piedras de revestimiento están cuidadosamente empaquetados con piedras más pequeñas (relleno, corazon).

La capa final en la parte superior de la pared también consta de piedras grandes, llamadas capstones, piedras de afrontamiento o afronta. Al igual que con las piedras de amarre, las piedras de remate abarcan todo el ancho de la pared y evitan que se rompa. En algunas áreas, como el sur de Gales, existe la tradición de colocar las piedras de remate en una capa final de piedras planas un poco más ancha que la parte superior de la pared propiamente dicha (bandas de cubierta).

Además de las puertas, un muro puede contener huecos más pequeños construidos expresamente para el paso o el control de la vida silvestre y el ganado, como las ovejas. Los orificios más pequeños, por lo general, de no más de 8 pulgadas de altura se denominan 'orificios para pernos' o 'smoots'. Los más grandes pueden tener entre dieciocho y 24 pulgadas de altura, estos se denominan 'Agujero lisiado'. [6]

Los muros de cantos rodados son un tipo de muro único en el que el muro se compone principalmente de grandes cantos rodados, alrededor de los cuales se colocan piedras más pequeñas. Las paredes simples funcionan mejor con piedras grandes y planas. Idealmente, las piedras más grandes se colocan en la parte inferior y toda la pared se estrecha hacia la parte superior. A veces, una fila de piedras de remate completa la parte superior de una pared, con el lado rectangular largo de cada piedra de remate perpendicular a la alineación de la pared.

Los diques de Galloway consisten en una base de construcción de doble pared o cantos rodados más grandes con una construcción de una sola pared en la parte superior. Parecen desvencijados, con muchos agujeros, lo que disuade al ganado (y a las personas) de intentar cruzarlos. Estos diques se encuentran principalmente en lugares con vientos excepcionalmente fuertes, donde una pared sólida podría estar en riesgo de ser alterada por los golpes. La naturaleza porosa de la pared reduce significativamente la fuerza del viento, pero requiere una mayor habilidad para construir. They are also found in grazing areas where they are used to maximize the utility of the available stones (where ploughing was not turning up ever more stones).

Another variation is the Cornish hedge or Welsh clawdd, which is a stone-clad earth bank topped by turf, scrub, or trees and characterised by a strict inward-curved batter (the slope of the "hedge"). As with many other varieties of wall, the height is the same as the width of the base, and the top is half the base width.

Different regions have made minor modifications to the general method of construction—sometimes because of limitations of building material available, but also to create a look that is distinctive for that area. Whichever method is used to build a dry stone wall, considerable skill is required. Correcting any mistakes invariably means disassembling down to the level of the error. Selection of the correct stone for every position in the wall makes an enormous difference to the lifetime of the finished product, and a skilled waller will take time making the selection.

As with many older crafts, skilled wallers, today, are few in number. With the advent of modern wire fencing, fields can be fenced with much less time and expense using wire than using stone walls however, the initial expense of building dykes is offset by their sturdiness and consequent long, low-maintenance lifetimes. As a result of the increasing appreciation of the landscape and heritage value of dry stone walls, wallers remain in demand, as do the walls themselves. A nationally recognised certification scheme is operated in the UK by the Dry Stone Walling Association, with four grades from Initial to Master Craftsman.

While the dry stone technique is most commonly used for the construction of double-wall stone walls and single-wall retaining terracing, dry stone sculptures, buildings, fortifications, bridges, and other structures also exist.

Traditional turf-roofed Highland blackhouses were constructed using the double-wall dry stone method. When buildings are constructed using this method, the middle of the wall is generally filled with earth or sand in order to eliminate draughts. During the Iron Age, and perhaps earlier, the technique also was used to build fortifications such as the walls of Eketorp Castle (Öland, Sweden), Maiden Castle, North Yorkshire, Reeth, Dunlough Castle in southwest Ireland and the rampart of the Long Scar Dyke. Many of the dry-stone walls that exist today in Scotland can be dated to the 14th century or earlier when they were built to divide fields and retain livestock. Some extremely well built examples are found on the lands of Muchalls Castle.

Dry stone walls can be built against embankments or even vertical terraces. If they are subjected to lateral earth pressure, they are retaining walls of the type gravity wall. The weight of the stones resists the pressure from the retained soil, including any surcharges, and the friction between the stones causes most of them to act as if being a monolithic gravity wall of the same weight. Dry stone retaining walls were once built in great numbers for agricultural terracing and also to carry paths, roads and railways. Although dry stone is seldom used for these purposes today, a great many are still in use and maintained. New ones are often built in gardens and nature conservation areas. Dry stone retaining structures continue to be a subject of research. [7]

Since at least the Middle Ages some bridges capable of carrying horse or carriage traffic have been constructed using drystone techniques. An example of a well-preserved bridge of this type is a double arched limestone bridge in Alby, Sweden, on the island of Öland.

In northeastern Somalia, on the coastal plain 20 km to Aluula's east are found ruins of an ancient monument in a platform style. The structure is formed by a rectangular dry stone wall that is low in height the space in between is filled with rubble and manually covered with small stones. Relatively large standing stones are also positioned on the edifice's corners. Near the platform are graves, which are outlined in stones. 24 m by 17 m in dimension, the structure is the largest of a string of ancient platform and enclosed platform monuments exclusive to far northeastern Somalia. [8] Burial sites near Burao in the northwestern part of the country likewise feature a number of old stelae. [9]

In Great Britain, Ireland and Switzerland, it is possible to find small dry stone structures built as signs, marking mountain paths or boundaries of owned land. In many countries, cairns, as they are called in Scotland, are used as road and mountain top markers.


Contenido

Tiryns is first referenced by Homer [5] who praised its massive walls. Ancient tradition held that the walls [6] were built by the cyclopes because only giants of superhuman strength could have lifted the enormous stones. After viewing the walls of the ruined citadel in the 2nd century AD, the geographer Pausanias wrote that two mules pulling together could not move even the smaller stones. [7]

Tradition also associates the walls with Proetus, the sibling of Acrisius, king of Argos. According to the legend Proetus, pursued by his brother, fled to Lycia. With the help of the Lycians, he managed to return to Argolis. There, Proetus occupied Tiryns and fortified it with the assistance of the cyclopes.

Thus Greek legend links the three Argolic centers with three mythical heroes: Acrisius, founder of the Doric colony of Argos his sibling (brother) Proetus, founder of Tiryns and his grandson Perseus, the founder of Mycenae. But this tradition was born at the beginning of the historical period, when Argos was fighting to become the hegemonic power in the area and needed a glorious past to compete with the other two cities.


Tiryns

Tiryns was a hill fort with occupation ranging back seven thousand years, from before the beginning of the Bronze Age. It reached its height between 1400 and 1200 BC, when it was one of the most important centers of the Mycenaean world, and in particular in Argolis. Its most notable features were its palace, its Cyclopean tunnels and especially its walls, which gave the city its Homeric epithet of "mighty walled Tiryns". Tiryns is linked with the myths surrounding Heracles, as the city was the residence of the hero during his labors, and some sources even cite it as his birthplace. [1]

The famous megaron of the palace of Tiryns has a large reception hall, the main room of which had a throne placed against the right wall and a central hearth bordered by four Minoan-style wooden columns that served as supports for the roof. Two of the three walls of the megaron were incorporated into an archaic temple of Hera.

The site went into decline at the end of the Mycenaean period, and was completely deserted by the time Pausanias visited in the 2nd century AD. This site was excavated by Heinrich Schliemann in 1884–1885, and is the subject of ongoing excavations by the German Archaeological Institute at Athens and the University of Heidelberg. In 1300 BC the citadel and lower town had a population of 10,000 people covering 20–25 hectares. Despite the destruction of the palace in 1200 BC, the city population continued to increase and by 1150 BC it had a population of 15,000 people. [2] [3] [4]


1911 Encyclopædia Britannica/Tiryns

TIRYNS, the Τίρυνς τειχιόεσσα of Homer (Il. ii. 559), a small Peloponnesian city, in the prehistoric period of the Achaean race, long before the Dorian immigration. It stood on a small rock in the marshy plain of Argolis, about 3 m. from the sea, and was fabled to have been founded by King Proetus, the brother of Acrisius, who was succeeded by the hero Perseus. It was the scene of the early life of Heracles, who is hence called Tirynthius. The massive walls, which appear to be of earlier type than those of Mycenae, were said to have been the work of Cyclopean masons. Its period of greatest splendour was probably between the 14th and 12th centuries B.C. in Homeric and subsequent times it was usually subject to Argos. The palace was probably burnt at the time of the Dorian conquest. After the Spartan defeat of Argos in 494 B.C. Tiryns regained temporary independence, and the Tirynthians fought on the Greek side at Plataea, while the Argives held aloof. Soon after, in 468 B.C. , Tiryns was finally destroyed through the jealousy of the Argives, and the site has been deserted ever since, but for a brief occupation in Byzantine times.

Fig. 1.—Plan of the Palace in the Upper Part of Tiryns.

H. Schliemann, Tiryns (London, 1886) Schuchhardt, Schliemann's Excavations, trans. E. Sellers (London, 1891) C. Tsountas and J. I. Manatt, The Mycenaean Age (London, 1897).

List of site sources >>>


Ver el vídeo: La torre mas alta de America : CN Tower Canada (Enero 2022).